Cerámica sostenible

En la actualidad la sostenibilidad y el cuidado de la naturaleza son aspectos necesarios. Poco a poco la sociedad adquiere cada vez más conciencia sostenible y es un dato positivo ya que sólo así se podrán satisfacer las necesidades de las generaciones presente sin comprometer a las futuras. En cuanto al ámbito que nos rodea, en la industria cerámica, también se apuesta por la investigación y  la innovación para crear cerámica sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Generar soluciones con eficiencia energética es la clave para pasar a un nuevo modelo de construcción.

Pero, ¿qué puede hacer la cerámica por la sostenibilidad en la construcción?

1-  Disminución del CO2. Existe cerámica que es capaz de absorber 250 microgramos/hora de óxidos de nitrógeno.

2- Ahorrar en la factura eléctrica. Existen sistemas que permiten la conducción del calor y cerámica radiante que permite absorber el calor y reconducirlo en las estancias, ahorrando así en calefacción y luz. También se pueden llegar a integrar células fotovoltaicas para crear paneles solares.

3- La reducción del grosor de las baldosas genera que se consuma menos materia prima, que se necesite menos energía para su fabricación y que haya menos residuos.

4- También han creado baldosas que se colocan en seco sin necesidad de usar cemento ni otro tipo de productos químicos.

Por lo tanto, la aportación de la industria cerámica a la construcción sostenible aporta equilibrio y reducción del impacto ambiental.

453b196469c2a77a8074aa691e348d79 High-res image 2 Green House Budapest

El edificio Green House, construido en Budapest, Hungría, es el primer edificio en obtener el máximo certificado en construcción sostenible ( LEED Platinum) cuyas láminas cerámicas también tienen un papel importante en la sostenibilidad. La suma del uso de las energías renovables, la eficiencia energética, la eficiencia en el ahorro del agua y el uso de materiales eficientes es la clave para crear edificios que ayudan al medioambiente.

De por sí, la cerámica es un material que cuenta con numerosas ventajas. Por un lado se trata de un material resistente y durable, que no cambia con la exposición al sol y su mantenimiento es muy simple.  También es un material versátil y se adapta a todas las necesidades del edificio y no transmite olores ni bacterias.

Así que no dudes en las propiedades de la cerámica la próxima vez que necesites una reforma, además, si buscas una opción sostenible es mucho mejor para ti y para la naturaleza.