Hashtags, conoce su historia y cómo usarlo

Los hashtags forman parte de nuestro día a día. Los usamos en las redes sociales, las vemos en la televisión y hasta nos podemos inventamos nuestros propios hashtag, pero, ¿de dónde vienen?

Seguro que te acuerdas de tus antiguos móviles ladrillo y si haces más memoria recordarás  la almohadilla entre los botones teclado. Bell Laboratories introdujo este símbolo en los primeros teléfonos con botones en los años 60 pero su nombre era diferente, el símbolo se llamaba octothorpe.

Posteriormente, en 1978, Dennis Ritchie lo introdujo en el lenguaje de programación C para palabras clave que debían ser procesadas en primer lugar. En 1993 se creó el Internet Relay Chat y fue el primer lugar dónde se empezaron a usar las almohadillas para crear temas de conversación específicos o para crear categorías.

Hasta 2007 no vuelve a aparecer en la red, hasta que renace en Twitter. Chriss Medina fue la persona que insinuó el # para crear grupos de conversaciones. Al principio pensaron que no tendría mucha acogida pero lo que no sabían es que unos años después tendría este uso.

Screenshot_12

¿Cuál fue el primer hashatg popular?

Durante los incendios de San Diego todo el mundo publicaba en Twitter sobre la situación y se creó el #sandiegofires. Posteriromente la popularidad de los hashtags fue creciendo rápidamente, en 2009 Twitter anuncia que los hastahgs forman parte de esta plataforma oficialmente.

Con el transcurso de los años, el hashtag ha traspasado la frontera de Twitter y los podemos encontrar en todas las redes sociales. Actualmente los usamos casi para todo, desde informar hasta para mostrar nuestro estado de ánimo. Han surgido cientos de tendencias de hashtags que se han popularizado año tras año, pero, si eres una marca ¿cómo usarlos adecuadamente?

Para una marca es importante usar la almohadilla porque en primer lugar, te hace ser visible. También es importante porque aumenta el alcance que se le puede dar a una publicación además, con el hasthag te aseguras poder escuchar lo que tu público opina sobre un tema o simplemente puedes inspirarte y si los usas adecuadamente puedes darle valor a tus publicaciones.

  1. Crea un hashtag específico para tu marca. Sí, uno sólo, que puedas incluir en todas tus publicaciones e intenta no cambiarlo. Hay marcas que simplemente usan como hashtag el nombre de su empresa o crean hashtags más específicos para diferentes momentos de la empresa, pero te aconsejamos que no te compliques y apuestes por la sencillez.
  2. Si usas demasiados hashtags lo estás haciendo mal. Usa dos o tres, pero no más ya que las interacciones bajan cuantas más almohadillas uses. Tampoco vale usar hastags largos, más que nada porque #cuestamucholeerunhashtaglargo, así que no te pases.
  3. Crea conversación. Intenta crear una vía de comunicación a través de tu hashtag con tus seguidores.
  4. Recuerda que cada red social tiene sus pequeñas reglas no escritas sobre los hashtags. Por ejemplo, en Instagram funcionan los post que tiene 10 hashtags, así que no seas tímido. En Facebook puedes usarlos para crear sorteos o concursos y así luego poder medir el alcance.
  5. Sigue las tendencias. En Twitter puedes ver cuáles son las tendencias más populares. Puedes seguir la tendencia pero usa ese tipo de hashtags si son relevantes para tu empresa.

¿Tienes algún otro consejo? ¡Compártelo con nosotros!

Recommend
Share