Papel, el soporte primigenio

Papel, el soporte primigenio

Promopublic on 17 febrero, 2021

Desde sus primeras fabricaciones hasta nuestros tiempos, el papel ha sido y es un elemento muy importante para la sociedad y lo usamos prácticamente en nuestro día a día: cuando pagamos algo, cuando recogemos un ticket, al escribir una carta o una nota, al leer un libro o revista… El papel está muy presente en nuestras vidas —más de lo que creemos— y, aunque el mundo digital está ganando terreno a pasos agigantados, en ningún caso lo vemos como el principio del fin del soporte más antiguo del mundo. Por eso, si vamos a trabajar con él, debemos conocerlo bien para poder elegir el mejor tipo de papel y que el resultado de nuestro trabajo sea el que deseamos. Un ejemplo rápido: ¿a qué no utilizarías el mismo tipo de papel para imprimir una carta que para imprimir una fotografía?

Uno de los principales a tener en cuenta es el gramaje del papel, que se mide en gramos por metro cuadrado (g/m²). Con esto definimos el peso de una hoja de papel en un metro cuadrado de superficie. ¡Pero cuidado! No hay que confundir gramaje con grosor (aunque sí es cierto que, a mayor gramaje, mayor grosor), porque el grosor puede variar dependiendo del tipo de producción, dándole mayor o menor densidad al papel la cantidad de fibra de papel presente (una cantidad grande de fibra aumentará el grosor) y la adición de determinadas sustancias (para reducir el uso de celulosa, se añaden determinadas sustancias a la mezcla de papel). Por tanto, las hojas con el mismo gramaje pueden tener un grosor diferente según el tipo de producción y composición del papel.

Aquí en Promopublic esto lo tenemos muy claro y hemos catalogado en cinco breves puntos los distintos tipos de gramaje, dependiendo del uso que se le vaya a dar:

  • Gramaje 90 g/m². Ideal para imprimir grandes cantidades de texto (libros, tesis, trabajos de final de grado…).
  • Gramaje 130 g/m². Óptimo para la reproducción de imágenes a color de alta calidad (revistas satinadas, folletos, pósters…).
  • Gramaje 170 g/m². Bastante ligero, de buena consistencia y con un resultado cromático excelente. Perfecto para catálogos, presentaciones, certificados oficiales y pósters.
  • Gramaje 350 g/m². Cartulina semirrígida ideal para tarjetas de visita, cubiertas, etiquetas, tarjetas e invitaciones…
  • Gramaje 380 g/m². Es una cartulina para embalajes de productos, cubiertas, carpetas rígidas, expositores de mesa, etc.

Dependiendo del tipo de proyecto y, sobre todo, dependiendo del destino del producto, nuestros expertos te asesorarán sobre cuál es la mejor opción para ti, para que el resultado sea exactamente el que te habías imaginado. Nosotros estamos especializados sobre todo en muestrarios y folders, realizados en cartón y papel y completamente personalizables. ¡Cuéntanos tu idea y nosotros la haremos realidad!